Nuria Bartolomé Soler, nace en Valencia (España) el 17 de Febrero de 1995, con una pasión extraordinaria por el arte desde muy temprana edad, cantante por naturaleza (con tan solo dos años y medio ya entonaba sus primeras notas) comienza sus estudios de música a los cinco años, con violín como instrumento a través del método Suzuki, con los profesores Joanvi Sanchis y Concha Morató. Ha recibido diversas masterclass de la mano de Christophe Bossuat, máximo exponente en Europa y discípulo directo de Dr. Shinichi Suzuki (creador del Método Suzuki), así como de Ruth Miura (profesora de piano y traductora directa de Shinichi Suzuki). Ha formado parte de la Orquesta Suzuki de Valencia realizando múltiples conciertos en el Palau de la Música de Valencia, también en el Auditorio de Castellón, Auditorio de Torrent, en la Unión Musical de Llíria, en el Teatro Banda Primitiva de Llíria, el Teatro Moliere de Lyon (Francia), Clausura del Foro Internacional del Centro Reina Sofía en Feria Valencia, Congreso en Silken Puerta Valencia, Sala Clemente…Ha estudiado lenguaje musical con Carmelo Sena, clases de técnica (violín) con Carlos Aguado, piano con Maty Martínez, actualmente sigue formándose en piano a través del Método Suzuki con la profesora Mercedes Andrada Jiménez,  y también toca otros instrumentos de cuerda (guitarra española, guitarra acústica y ukelele) de forma autodidacta. Ha estudiado composición en Yamaha Music School Valencia con Sebastian Lerner.

Se ha formado en Canto en la Universidad Berklee College Of Music (Boston) con la especialidad en contemporáneo donde ha profundizado en los diferentes estilos musicales (Pop&Rock, R&B, Jazz…) con las/os profesoras/es Sharon Browm, Anne Peckham, Cassandre McKinley, Adriana Balic, Didi Stewart, Gabrielle Goodman, Jeff Ramsey, Daniela Schachter y Jan Shapiro.

También ha estudiado canto lírico en la Off Escuela de Teatro y Cine con las profesoras María Chaquiriand y Helena Martín García y canto moderno con Víctor Lucas. Ha estudiado técnica vocal en el Centro de la Voz Tania Centeno con Vanessa Gil, Francisco García Fernández y Tania Centeno. Actualmente sigue estudiando técnica vocal y canto lírico y moderno con Belén Roig, Alexia Vázquez De Prada, Karolina Driemel (técnica Alexander) y Pilar Moral. Ha recibido una masterclass de la mano de Bianca Camille López y Ma. Rhina Palma-Cruz (The Nightingales, philippines). Tiene el Nivel 1 de Voice Craft, cursado en la Escuela Eòlia (Escola Superior d´Art Dramàtic, Barcelona) con Viv Manning. Tras un proceso de selección, fue llamada para recibir una masterclass de canto del Cirque Du Soleil en Madrid de la mano de la coach Séverine Parent, donde pasó a formar parte de la base de datos de artistas del Cirque Du Soleil. Forma parte del Orfeó Universitari de València como soprano primera con el director Francesc Valldecabres.

Tiene formación en artes escénicas por la ESAC (Escuela del Actor en Valencia) con los profesores Andrés Poveda (director de la ESAC), Nacho López Murria y José Galotto en teatro y en cine con Jose Enrique March. Está estudiando doblaje y locución publicitaria en AC Estudis. Continúa formándose en danza clásica con la profesora Palmira Roca.

En 2016 crea un proyecto llamado NuDe. Un dúo protagonizado por cuerdas, una voz y una guitarra que se adentran en todo tipo de estilos musicales desde el Rock, Pop&Rock hasta el Jazz y el Soul pasando por el R&B, Indie… Creando su propio estilo, un viaje de sensaciones a través de las notas con las que llegarán a lo más profundo de tu ser. Interpretando también canciones a piano e incorporando otros instrumentos como violín y ukelele. Dos artistas polivalentes que se unieron para crear arte, música. Investigando a través de sus inquietudes y creando nota a nota melodías que les acompañarán a ellos y a todos los que deseen disfrutar de una velada inolvidable.

Forma parte del voluntariado de la ONG Músicos Por La Salud y la ONG CambiArte.

En relación con las artes plásticas la fotografía le acompaña desde que recibió su primera cámara a los tres años. Le gustaba jugar en el laboratorio que tenían sus padres en casa, donde más adelante se adentró en las técnicas del revelado en blanco y negro. Con una visión espacial y un sentido innato para el encuadre, ha ido cosechando una base de datos de fotografías alrededor del mundo bastante amplia, con algunos miles de clicks en sus manos, y que siguen creciendo día a día.

Más allá de los convencionalismos le gusta plasmar aquella visión a veces imperceptible a primera vista; un detalle, un encuadre, un ángulo diferente que sea capaz de transmitir un sentimiento, una ilusión… Y de eso trata exactamente su primera exposición en solitario “Feelings” (expuesta en diferentes salas) de poder ver más allá de la fotografía, más allá de la imagen que hay colgada en la pared, ser capaz de adentrarse en ella y que te transporte al lugar que venga a tu mente simplemente por ese brillo a lo lejos, ese matiz extraño o el ambiente creado por la luz.